DEJARNOS_DE_HABLAR_IMG_DEST_RESURGIR_2560X1155PX

Violencia pasiva en la pareja – «Dejamos de hablar»

Violencia Pasiva en Pareja: "Dejarnos de Hablar"

DEJARNOS_DE_HABLAR_IMG_DEST_RESURGIR_2560X1155PX

En el Blog de Resurgir Psicólogos, también puedes encontrar un espacio de apoyo emocional. Te guiaremos a través de artículos especializados, como este, donde abordamos la problemática de la violencia pasiva en las relaciones de pareja.


¿Te has encontrado con situaciones en las que el silencio se convierte en una herramienta dañina en tu relación? En Resurgir Psicólogos, analizamos de manera profunda la violencia pasiva, como el acto de «Dejarnos de hablar», explorando sus implicaciones y ofreciendo soluciones efectivas.

Si bien todos necesitamos un espacio y un tiempo para recuperar la calma después de alguna plática intensa, tenemos que saber que dejarnos de hablar por completo y por mucho tiempo, se convierte ahora en una violencia pasiva, esto es porque ya se tiene la intención de dañar o lastimar a la otra persona con nuestro silencio, al ignorar o fingir que no está presente. Inconscientemente sabemos que va a sufrir en silencio o bien presentar ansiedad ante esa actitud nuestra.

Por ello es prudente preguntarse ¿cuánto tiempo realmente necesito para recuperar mi calma? ¿cuándo decido dejar de hablarle a mi pareja? ¿cuál es mi verdadera intención? 

Todos necesitamos un espacio y un tiempo para recuperar la calma, pero dejarnos de hablar por completo y por mucho tiempo es violencia pasiva."

Entonces, ¿qué podemos hacer si nuestra costumbre es dejarnos de hablar? 

 
  1. Tengan palabras código, es decir, cuando la calma haya regresado pueden utilizar una palabra que tenga en común acuerdo como preámbulo para saber que están listos para volver a hablar. Ejemplos sencillos de palabras son: rosa, calma,  paz, tranquilidad o alguna que asocien a que están en una mejor disposición para retomar la conversación.
  1.  Sean honestos en expresar cómo se sienten cuando se dejan de hablar, permítanse exponer la ansiedad, la soledad, la tristeza, la exclusión que pueden sentir cuando una de las partes ignora o le quita la palabra por completo a la otra parte.
  1. Cuando necesiten hablar de temas incómodos escojan un buen momento para hacerlo no lo hagan cuando estén corriendo o apresurados o con preocupaciones como el pago de servicios, el tránsito local, entre otros, busca momentos donde te sientas en calma y que tienes el tiempo suficiente, por ejemplo, después de la cena o quizá en viernes o sábado o el día previo al descanso, aprender en qué momento es más más apropiado hablar te ayudará a terminar los conflictos sin la necesidad de dejarse de hablar.

Sean honestos en expresar cómo se sienten cuando se dejan de hablar, permítanse exponer la ansiedad, la soledad, la tristeza, la exclusión que pueden sentir cuando una de las partes ignora o le quita la palabra por completo a la otra parte."

Recuerda que en Resurgir Psicólogos, además de los recursos disponibles en nuestra web, ofrecemos servicios presenciales o en línea de terapia en pareja. Puedes agendar una cita o solicitar informes haciendo click aquí.

Comparte esta nota: